Hablar Para Prevenir El Suicidio

suicidio

 

Al exponer nuestros propios miedos a la vida, éstos se debilitan. La misma vida se encarga de devolverlos a su justa medida, porque ciertamente inflamos la realidad como un globo, cuando más y más vueltas le damos al problema.

Por ello es tan beneficioso hablar, contar, soltar a través de la palabra ante un interlocutor válido, quien nos va a ayudar a enfocarnos en lo que sí tenemos y en lo que sí vale la pena observar con los mismos ojos, pero con una nueva mirada: un pájaro que canta, alguien a quien ayudar a cruzar la calle, escribir una carta a quien hace años que no vemos… Por el simple placer de hacerlo, sin expectativas. La vida te dice “estás aquí“, “este pájaro está cantando para ti, os estáis dando sentido el uno al otro”, “la vida no sería igual si tú no estuvieras”. Y sentirlo… sentirlo bien dentro para que se agarre fuerte y nos sirva de punto de apoyo, para saber dónde vamos a dar el siguiente paso, más firme.

Esta fuerza vital nos va a permitir abrirnos a soluciones antes inimaginables, sorprendentes. Porque la solución siempre está en un nivel distinto del que se originó el problema. No estaremos negando lo que ocurre, sino al contrario, nos vamos a permitir verlo desde otra perspectiva. Y en ese equilibrio podremos encontrar la respuesta adecuada.

Y si aún así, en la mente, persiste el pensamiento de apearse de la vida, hágale un hueco en su cama, invítelo a dormir junto a su almohada. Descúbrase siendo capaz de separarse de ese pensamiento y sorpréndase al ver que es usted mism@, al despertar por la mañana, quien decide si introducirlo nuevamente dentro de su cabeza o echarlo, junto con las sábanas, al cubo de la colada. Es ese pensamiento el que va a morir, y no usted. Y así, el latir de la vida podrá expandirse en su interior.

Dése esa oportunidad. Aunque sólo sea para llevarme la contraria. Sabré que ha leído estas palabras. Y habrá dado más sentido a mi vida. A esa vida que late dentro de mí, que un día se me agarró y que aún me vive, bien viva. Vivas las dos. Para poder decir que valió la pena lo que pasó, porque me trajo hasta aquí, hasta usted.

© Texto: Assumpció Fàbregas i Anglada, 2013. Revisado 2016

     assumpau@yahoo.es

Imagen http://www.eltribuno.info

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s